Queridos sentimientos

No se bien dónde incluir esta entrada, ni creo que tenga una definición concreta.  Hoy quiero hacer una reivindicación a los sentimientos, vengo a quejarme y darles las gracias. 

Queridos Sentimientos:
Lo primero de todo que quiero deciros es que sois unos cabrones y que os encanta jugar. Y es que jugar con fuego puede o salir bien o hacernos arder. 

Pero por un momento vamos  a imaginar que solo tengo esta oportunidad para poder hablaros y que mañana ya no vais a querer saber nada más de mí. 

Queria deciros que me habéis disgustado con tantas idas y venidas, con tantas vueltas al pasado o a un futuro incierto. Y no hablemos del presente al que puedo considerar una montaña rusa. 
Que os encanta ver como las noches pasan y yo sigo sin dormir y como la comida ya no es lo que era para mi estómago. Que parece que os encanta verme luchar mientras lloro o mientras río o mientras hago las dos cosas a la vez. 
Quiero mataros en momentos y alejaros de mi mente, que mi ego esté por encima de todos vosotros y las noches vuelvan a ser para dormir y no para arrepentirse. 

También quiero deciros que no todo es culpa vuestra (aunque ésto parezca una contradicción) y que me habéis hecho la persona más feliz del mundo en más de un millón de ocasiones. 
Me habéis dado una familia que pese a todo lo bueno y pese a lo malo siempre está dispuesta a recibirme con un beso y un abrazo, y yo estoy dispuesta a quererlos. 

Y hablando de pese a todo... lo mejor que habéis hecho es que me enamorase hasta el límite de que no puedo parar de sentir eso cada vez un poco más grande. Que habéis hecho que pueda bailar, gritar, reír y llorar al ritmo de Andy Black y su "we don't have to dance". Que de repente los sábados fueron eternos (aunque me proclame la destructora) y que la primera persona del plural fuera algo que quería tatuar en mi piel. 
Gracias a vosotros y a la persona de la que sigo perdidamente enamorada, he (hemos) podido soñar con paredes de ladrillo rojo y de una habitación llena de cámaras, pósters y ordenadores. Con un vestido, un traje y un si quiero, por supuesto que quiero. 
Con la vida eterna llena de "hola". 
Que el cine ya no es lo que era, porque ahora se acompaña de caricias y amor (y que siga siendo así) que es necesario.  
Medito en los ascensores y desde ahí quiero hacer una petición a la bolera de parquesur y recordarles que sus baños deben limpiarse más a menudo, por favor. 
Que gracias por dejarnos disfrutar de la llamada de cierto monstruo y de las historias salvajes (como nosotros) y que ahora mismo echo de menos enfrentarme a ciertos ultra-entes y continuar un post-game (acompañada por favor) 

Por qué si parece tan sencillo centrarse en lo importante por qué he dejado que me introdujera en la incertidumbre, los actos sin sentido y las malas decisiones. Que no paro de arrepentirme de cosas y de alegrarme de otras muchas. 

Me arrepiento de la peor decisión que me ha provocado el agobio. Que simplemente tenía que dejarme ayudar.

Y quiero recordarle a mi mejor amigo que nunca es tarde para que sean las 00:07.  Y que seguramente retome la tarea que anoche dejé incompleta ( y dejamos hace mucho). 

El invierno se acerca pero no sabemos nada. 

Comentarios

Entradas populares