Si la vida te da limones...

Échales un poco de sal por encima y cómetelos.  Hay que buscarle el buen sabor a lo ácido siempre que se nos presente la oportunidad. Y en la vida todo sabe muchísimo mejor con humor, cuando a veces pensamos que las cosas no pueden ser más incómodas y solo nos queda reír o llorar. Y en mi caso prefiero la primera opción, desde luego.

Os presento una sección donde os mostraré situaciones en las que queda más que claro, que la mejor solución ante las circunstancias, es reconocerse a uno mismo. 

Comentarios

Entradas populares